Saltar al contenido

Aceite de nabina, colza o canola

Aceite de colza

El aceite de colza, también conocido como aceite de nabina o aceite de canola aunque no son exactamente lo mismo, se extrae de la semilla de la colza, una planta cultivada de la familia de las brasicáceas que está presente por todo el mundo; su textura es viscosa y antes de ser refinado presenta un color pardo.

Los principales productores de aceite de nabina son Canadá, Estados Unidos, China, India y la Unión Europea; solo en la India ocupa un 13% de suelo cultivable.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos afirmó en el año 2000 que el aceite de nabina/colza era la tercera fuente de aceite vegetal utilizada, detrás de la soja y el aceite de palma, además de suponer la segunda fuente mundial de comida proteínica.

El cultivo que se lleva a cabo en Europa tiene como objetivo principal la alimentación de ganado por su alto contenido en lípidos y proteínas y su uso industrial, aunque en Alemania es el principal aceite utilizado en la cocina y en la fabricación de alimentos.

Aceite de canola

La mala fama del aceite de colza

En los años 80 hubo un accidente en España con el aceite de colza, pero esto ocurrió porque el aceite que provocó muchas muertes por intoxicación estaba adulterado.

Se trataba de un aceite de colza de uso industrial que fue importado desde Francia al que sometieron a altas temperaturas para eliminar la anilina; esto provocó la generación de otros compuestos tóxicos que afectaron a la salud de muchísimos españoles.

Además, este aceite de colza adulterado se vendía de forma ambulante en mercados haciéndolo pasar por aceite de oliva.

Al tener un precio muy económico, fue la clase trabajadora la que más afectada se vio por estas intoxicaciones que tardaron un año en esclarecerse, ya que al principio de la epidemia se desconocía el origen de las muertes.

El aceite de colza o el aceite de nabina son seguros siempre y cuando estén producidos por entidades certificadas que lo comercialicen de forma segura. Y al igual que ocurre con otros aceites, el aceite de nabina/colza tiene numerosos beneficios para la salud que hoy queremos contarte.

Aunque sabemos que puede ser difícil quitarse el miedo por lo que ocurrió hace más de 30 años, no hay que desaprovechar las oportunidades que nos brinda la naturaleza como en este caso, en forma de aceite.

Aceite de colza Omega-3 BIO 750 ml - JULES BROCHENIN
Aro Aceite de colza, 10 l
Rapunzel - Aceite de colza nativo (1 x 1 l)
Aceite de colza virgen bio 3 l - Horeca
Aceite de colza Omega-3 BIO 750 ml - JULES BROCHENIN
Aro Aceite de colza, 10 l
Rapunzel - Aceite de colza nativo (1 x 1 l)
Aceite de colza virgen bio 3 l - Horeca
Aceite de colza Omega-3 BIO 750 ml - JULES BROCHENIN
Aceite de colza Omega-3 BIO 750 ml - JULES BROCHENIN
Aro Aceite de colza, 10 l
Aro Aceite de colza, 10 l
Rapunzel - Aceite de colza nativo (1 x 1 l)
Rapunzel - Aceite de colza nativo (1 x 1 l)
Aceite de colza virgen bio 3 l - Horeca
Aceite de colza virgen bio 3 l - Horeca

Composición del aceite de colza

El aceite de colza tiene entre un 45 y un 54% de ácido erúcico (omega 9), entre un 10 y un 19% de ácido linoleico (omega 6) y entre un 5 y un 9% de ácido linolénico (omega 3), por lo que podemos decir que es muy rico en ácidos grasos insaturados además de tener altas cantidades de vitamina E (entre 55 y 80 mg por cada 100 g).

No obstante, diversos estudios declaran que altas cantidades de ácido erúcico pueden ser dañinas para el corazón, por lo que actualmente se produce bajo el nombre de aceite de canola una variedad de aceite con menor cantidad de este ácido graso.

El aceite de canola es el que se destina para uso culinario mientras que el aceite de colza tiende a utilizarse más a nivel industrial y en procesos químicos.

Aunque provienen de la misma planta, las semillas del aceite de canola están modificadas para que su cantidad de ácido erúcico sea considerablemente menor.

Beneficios del aceite de canola

A pesar de su mala fama, resulta que el aceite de canola es el aceite que mayor contenido de omega 3 tiene, por lo que se convierte en una poderosa arma contra los accidentes cerebrovasculares, según científicos franceses; es capaz de mejorar la llegada de sangre al cerebro, así como estimular la neurogénesis y prevenir isquemias.

Otro de los beneficios del aceite de canola es que es perfecto para el tratamiento de dislipemias y enfermedades metabólicas como la diabetes o la obesidad; tiene un potente efecto antiinflamatorio y es capaz de mejorar la sensibilidad a la insulina.

Gracias a su contenido en grasas insaturadas, combate eficazmente el colesterol y es capaz de prevenir enfermedades cardiacas, así como también es muy útil para luchar contra enfermedades del sistema nervioso y enfermedades visuales.

Aceite de nabina

Como colofón, tiene interesantes propiedades laxantes, puede mejorar los casos de artritis y ayudar a fijar la vitamina C presente en el organismo.

Aceite de colza para uso cosmético

Aunque lo más habitual es escuchar que el aceite de colza o el aceite de canola son mayormente utilizados en cocina o en procesos industriales y químicos, la realidad es que gracias a su contenido en antioxidantes como lo es la vitamina E, presenta propiedades muy interesantes para la piel y el cabello.

El aceite de colza es emoliente, suavizante, humectante y antiiflamatorio y por eso es ampliamente utilizado en cosméticos, fármacos e incluso jabones.

Entre sus beneficios podemos encontrar que:

  • Es efectivo contra el acné y el envejecimiento
  • Calma y nutre la piel seca
  • Sus antioxidantes protegen la piel de los radicales libres
  • Repara el cabello hidratándolo en profundidad
  • Es muy útil en tratamientos anticaspa y anticaída

Todo esto explica por qué es un componente muy habitual en el etiquetado de cosméticos y jabones.

Contraindicaciones del aceite de colza

Hablar de aceite de nabina no es tan específico como hacerlo del aceite de colza o el aceite de canola, porque aunque estos dos últimos sí que tienen sus principales diferencias bien documentadas, el aceite de nabina puede crear confusión respecto a su composición en ácidos grasos.

Y es que el principal inconveniente del aceite de colza es su contenido en ácido erúcico, ya que a lo largo del S.XX se llegó a la conclusión de que podía ser nocivo para la salud del corazón.

Es por ese motivo que se modificaron las semillas de la colza para obtener el aceite de canola; se ha conseguido bajar del aproximado 50% de ácido erúcico al 2% que hay presente en el aceite de canola a día de hoy.

Por lo tanto, si se consume aceite de canola procedente de productores conocidos con las certificaciones adecuadas, este aceite se considera seguro para su utilización culinaria.

No obstante, si revisas el etiquetado de productos alimentarios y compruebas que algo que estás a punto de comer lleva aceite de nabina (algo muy común porque tiene propiedades físicas muy interesantes para los alimentos), no tienes que preocuparte.

Eso sí, es responsabilidad tuya llevar una alimentación equilibrada con comida real y con el mínimo número de alimentos procesados posible. ¿Conocías el aceite de colza? ¿Sabías cuál era la diferencia respecto al aceite de canola?

¿Te suena haber leído «aceite de nabina» en alguna etiqueta?

Aceite de colza Omega-3 BIO 750 ml - JULES BROCHENIN
Aro Aceite de colza, 10 l
Rapunzel - Aceite de colza nativo (1 x 1 l)
Aceite de colza virgen bio 3 l - Horeca
Aceite de colza Omega-3 BIO 750 ml - JULES BROCHENIN
Aro Aceite de colza, 10 l
Rapunzel - Aceite de colza nativo (1 x 1 l)
Aceite de colza virgen bio 3 l - Horeca
Aceite de colza Omega-3 BIO 750 ml - JULES BROCHENIN
Aceite de colza Omega-3 BIO 750 ml - JULES BROCHENIN
Aro Aceite de colza, 10 l
Aro Aceite de colza, 10 l
Rapunzel - Aceite de colza nativo (1 x 1 l)
Rapunzel - Aceite de colza nativo (1 x 1 l)
Aceite de colza virgen bio 3 l - Horeca
Aceite de colza virgen bio 3 l - Horeca